• El miedo de moda

    Escrito el 16/marzo/2009 por Rosana Pérez en General.

    Imaginemos que retrocedemos 30 años en el tiempo y nos enfrentamos al día a día de una persona que vive en esta época; estaríamos un poco perdidos, ¿verdad?. Son muchas las diferencias que nos encontramos: en la forma de trabajar, en la manera de comunicarnos, de divertirnos,… Existen muchas diferencias porque, entre otros muchos detalles, nos falta una herramienta a la que hoy en día estamos muy acostumbrados: Internet.

     

    La realidad es que la vida hace 30, 20 ó 10 años era diferente, esto no quiere decir que sea ni mejor ni peor, simplemente distinta. Actualmente, disponemos de una gran cantidad de recursos que nos permiten realizar tareas cotidianas de otra forma pero que, además, amplían nuestra capacidad para hacer más cosas.

     

    Sabemos que Internet es una ventana al mundo, nos da la posibilidad de conocer cualquier detalle, cualquier rincón que, si no fuera por ello, sería tan inaccesible como inalcanzable. Gracias a internet podemos visitar otros países, estar conectados con cualquier persona de todo el mundo, informarnos al momento de cualquier noticia, escuchar la radio, ver la tele,… Si nos facilita la vida ¿por qué tenemos miedo a internet entonces?

     

    Tenemos miedo a Internet porque, así como es una oportunidad para ampliar nuestras “fronteras”, es un reflejo de nuestra sociedad. La información que ofrece está alimentada por la aportación de millones de personas (más ahora con la incorporación de las aplicaciones web 2.0), todas las del mundo, y como convivimos con unos principios y unos valores muy heterogéneos, nos encontramos con todo lo bueno y lo menos bueno de nuestra sociedad y eso nos provoca miedo, pero ya no sólo porque pueda agredirnos a nosotros mismos, sino que nos condiciona nuestra capacidad para educar a nuestros menores.

     

    Llegados a este punto nos hacemos varias preguntas: ¿por qué acompañamos a nuestros hijos cuando cruzan la calle? ¿por qué pasamos horas en el parque mientras ellos juegan? ¿por qué cuando son más pequeños les retiramos los cuchillos o las tijeras de punta para que no se hagan daño y les vamos enseñando poco a poco cómo se utilizan?…

     

    Pues sencillamente porque les estamos mostrando una serie de normas y pautas de conducta que les favorecen en su desarrollo personal y social y les guiamos a que ellos aprendan las estrategias y las habilidades para manejar las herramientas necesarias para ello. Vigilamos su seguridad por encima de todo pero teniendo siempre presente que las herramientas que son útiles para nuestra vida cotidiana tienen que saber utilizarlas en un momento dado y se las vamos introduciendo cuando van siendo capaces para emplearlas con criterio.

     

    Volvamos al ejemplo del cuchillo. La Real Academia de la Lengua Española define cuchillo como: “Instrumento para cortar formado por una hoja de metal de un corte solo y con mango.”  

     

    Todos hemos aprendido a usar un cuchillo para cortar un filete pero también sabemos por las noticias que con un cuchillo podemos dañar a personas. Luego, ¿es un cuchillo una herramienta mala en sí misma? ¿tenemos miedo a los cuchillos? Lo cierto es que no, que enseñamos a manejar un cuchillo y vigilamos que nuestros menores lo utilicen correctamente. 

     

    Ésta es la clave para usar Internet. Sólo hay que entender que es una herramienta buena y que hay que saber utilizarla. De igual forma que controlamos el uso que le damos nosotros y nuestros hijos o alumnos a otro tipo de recursos, debemos hacer lo mismo con el uso que le damos a internet.

     

    Para realizar este control y supervisión abogamos por una serie de pautas más que por la instalación de los llamados “programas de protección infantil”. Desde mi punto de vista, es más un cambio educacional que un filtro supuestamente protector.

     

     Este tipo de programas los instalamos en los equipos informáticos que tenemos a nuestro alcance y a los de nuestros menores, pero ¿qué ocurre cuando se conectan en ordenadores que no tengan este tipo de filtros? ¿cómo les protegemos entonces?

     

     Los consejos que planteamos para ser coherentes en esta educación y supervisión son los siguientes:

    internet_conjunto1

    • Hacer de internet una actividad positiva, cotidiana y familiar, en donde el ordenador se sitúa en un espacio común, distinto al dormitorio de los menores.

    • Navegar juntos.

    • Comentar y discutir sobre la información que se presenta en internet (la que nos gusta y la que nos gusta menos) y explicar el porqué de no visitar y de cerrar aquellas páginas con contenidos con los que ellos no se encuentren cómodos y/o no sean apropiados para ellos. Es muy importante explicar que esto sucede muy a menudo y que somos nosotros los que decidimos qué ver y qué no queremos ver. Hay que recordarles que pueden comentarnos aquellos contenidos y contactos inapropiados que se encuentren en espacios supuestamente dedicados para un público infantil y juvenil.

    • Enseñar por qué no debemos dar nuestros datos personales a nadie que no conozcamos por internet.

    • Comunicarnos con personas que conozcamos físicamente y no confiar en nadie que contacte con nosotros sin la supervisión de algún adulto.

    • Crear un clima de confianza en donde, sin invadir la intimidad de nuestros menores, podamos conocer y compartir la información que ellos reciben y por dónde navegan.

    • Establecer las reglas de forma consensuada para usar internet: tiempos de navegación y de juego breves y frecuentes.

    • Hablar positivamente de Internet al igual que de otras actividades alternativas.

    Nosotros como adultos, tenemos la obligación de denunciar toda aquella información que consideremos pueda agredir a nuestros menores. Hay que saber que existen páginas para cualquier contenido pero tienen que estar orientadas a un público determinado. Podemos hacerlo a través de:

     

    Si quieres seguir ampliando tus conocimientos y encontrar información útil sobre seguridad en Internet en las siguientes direcciones web:

    Educared

    Instituto superior de formación y recursos en red para el profesorado

    Capitannet

    Protegeles.com

    Portal del menor

    Acción contra la pornografía infantil

    Ciberfamilias

     

     

    Antes de terminar, os proponemos una serie de páginas web con contenidos dirigidos para niños, adolescentes y jóvenes que nos ayudarán, seguro, como padres y profesores, a guiarles en el buen uso de Inernet:

     

    AbcChicos

    Mi cueva

    Guia de videojuegos para padres

    A por el sobresaliente

    Exprime la red

     

    Como conclusión general me gustaría destacar que, como cualquier otro instrumento, hay que aprender a utilizar Internet ya que en sí mismo es positivo, lo verdaderamente negativo es su mal uso.

    vineta

    http://www.slideshare.net/ximovillena/nuestro-sistema-educativo?src=embed

     

    La supervisión, control y un poquito de interés por parte de los adultos hacia el uso de internet, conseguirá que nuestros menores lo empleen correctamente y estén a salvo de supuestos peligros que puede conllevar esta gran ventana abierta al mundo.

    ¿Si no los dejamos solos en la calle, por qué hacerlo delante de un ordenador? Y ampliando el contenido de este articulo, ¿por qué los dejamos solos delante de un televisor? ¿si nos puede resultar peligroso el uso de internet por los contenidos que se muestran, por qué no nos resultan tan perjudiciales los que vemos por la tele?

     

Un comentarioso far.

  1. Muy bueno tu blog, te felicito! En Argentina muchas veces se pone complicado conocer websites con informacion como el suyo. Nuevamente muchísimas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 2 + 2 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)