• Todos tenemos algo que desaprender…

    Escrito el 16/diciembre/2010 por miguel en General.

    El poder de las convicciones en las personas es tremendo. En la mayoría de las ocasiones las decisiones se toman por lo que se cree y no por lo que se ve.

    Y la Educación no es una excepción. Seguimos actuando por lo que creemos, por lo que aprendimos y no por lo que vemos. Siempre ha sido así, sin embargo, en el momento actual esa falta de conexión entre la realidad y la convicción es mucho mayor por el momento en que vivimos y cómo vivimos: inmersos en la sociedad de la información y del aprendizaje. Todo cambia rápidamente y la ingente cantidad de información y sus medios de difusión nos abruman.

    Está en boca de todos los que nos dedicamos de una forma u otra a la Educación, en blogs, conferencias, centros educativos, tweets, redes sociales, publicaciones, universidades.  Se habla constantemente de cambio de paradigmas, de cambio de roles, de nuevos métodos,  nuevas herramientas, las TIC, una escuela del siglo XIX en el siglo XXI, nativos e inmigrantes digitales,  residentes, visitantes, entornos cambiantes…

    Y en el ojo del huracán están los educadores, los profesores que tienen que adaptarse, reinventarse, aprender a utilizar nuevas herramientas, nuevos métodos, tienen que formarse, actualizarse.

    La pregunta es si en un contexto tan complejo, en el que docentes de todo tipo tienen que formarse y reciclarse, se está dedicando suficiente atención al proceso de desaprendizaje. Es decir, al proceso por medio del cual se trata de olvidar o descartar conocimiento acumulado aprendido con anterioridad, incluidos hábitos, dependencias y prejuicios. En otras palabras,  a qué tenemos que renunciar para aprender a desenvolvernos con éxito en un escenario que ha cambiado y que lo va a seguir haciendo rápida y constantemente.

    Desaprender es la clave para aprender. Hay que vencer las resistencias a aprender, desaprendiendo.

    Pero, qué significa desaprender:

    -  Es deponer las armas del entendimiento seguro.

    - Es una actitud que busca deshacerse de aquellas cosas que impiden el desarrollo y evolución personal por medio del aprendizaje.
    - Es darse una segunda oportunidad, ya que al desaprender nos estamos abriendo a la posibilidad de vivir experiencias y entrar en contacto con cosas que de otra manera no nos permitiríamos.
    - Como decía el entrañable profesor Keating “Mirar constantemente las cosas de un modo diferente”.
    ¿Lo recordáis en el Club de los poetas muertos?

    Imagen de previsualización de YouTube

    Pero desaprender no significa menospreciar el conocimiento y destrezas adquiridas con anterioridad, ni tampoco dejar de respetar las fuentes o el momento en el que fueron adquiridos. Quizá en ese contexto eran perfectamente válidos.
    Tampoco debemos concebir el proceso de desaprendizaje como algo aislado; debe ser complementado con el aprendizaje de nuevos conocimientos o destrezas. Una de las formas más eficaces de eliminar un hábito o conducta, es sustituirlo por otro que debe ponerse en práctica cuanto antes y con frecuencia.
    Muchos pensamos que las TIC son herramientas útiles que ayudan a incrementar la eficacia de los procesos de aprendizaje y el rendimiento de los alumnos. Su incursión en la vida y en las escuelas está rompiendo de forma rotunda y definitiva con gran cantidad de cosas que vivimos y a las que nos acostumbramos durante nuestra vida de estudiantes los que ahora nos dedicamos a formar a alumnos y a otros docentes. Es necesario desaprender muchas de estas cosas a fin de adaptarse a la realidad actual de la enseñanza y de nuestros alumnos y seguir preparándose para los cambios que seguro van a seguir produciéndose en una sociedad que avanza de forma vertiginosa.

Un comentarioso far.

  1. Víctor dice:

    Estoy de acuerdo con miguel. El apego a nuestras constumbres y conocimientos nos hace anclarnos allí donde nos encontramos seguros. El hombre es reacio a la evolución porque cuando crea una rutina que le funciona, se acomoda y se siente inseguro en su cambio.

    Tenemos que darnos cuenta de que todo evoluciona, y de que aquello que aprendimos en su momento era ya una evolución de algo anterior. Pero toda innovación esta pendiente de la actitud. Esa actitud a cambiar y ser críticos con lo que aprendimos,relacionado con lo que Miguel denomina desaprender.

    Yo creo que lo aprendido es necesario para darnos cuenta de lo que nos queda por aprender y de lo que podemos mejorar.

    El educador tiene que tener esa disposición al cambio y tiene que sentirse agente fundamental en él para tratar de adaptarse y utilizar nuevos métodos y herramientas en la educación. En caso contrario, implicaría quedar ‘obsoletos’ a sus alumnos, en definitiva, quedar anticuado el futuro.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 6 + 3 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)