• Gestionar el entorno en un aula TIC

    Escrito el 1/febrero/2011 por Nuria en Ser docente, TIC en educación.

    Desde una perspectiva sociocognitiva el entorno tiene una importancia vital, dado que aprendemos como parte y a partir de él. Nos adaptamos al medio de forma activa y regulamos el aprendizaje como sujetos sociales que forman parte de un contexto. Lo que esto significa en un ambiente escolar  es que los alumnos estudian lo que les rodea, identifican lo que les es familiar, sopesan aquello que desconocen, escuchan las valoraciones y aportaciones de  sus compañeros, afirman y comentan sus visiones y analizan  lo que se espera de ellos. A partir de todas estas variables, adoptan una estrategia de actuación.  Ese es exactamente el caso, también, cuando el entorno deja de ser el aula y entra en dimensiones virtuales, que es en lo que se convierte un aula cuando integra las TIC.

    En este nuevo entorno, el aula pasa a ser entendida como el espacio donde sus miembros se encuentran presencialmente, pero adquiere matices y posibilidades nuevas. Las decisiones estratégicas que han de tomar los alumnos se incrementan: pueden usar otros lenguajes y signos y multitud de herramientas nuevas. También pueden hacerlo en cualquier momento y desde cualquier sitio, para mayor riqueza y visibilidad de un entorno colaborativo. Las posibilidades de excelencia individual aumentan y se diversifican de este modo, lo que llevará a una mayor sostenibilidad y posibilidad de excelencia grupal,  más ética y eficiente, siempre que nuestros objetivos estén claros.

    Gestionar este nuevo entorno no es fácil, pero resulta una experiencia fascinante. Requiere, en primer lugar, que el profesor  diagnostique en qué situación se hallan sus alumnos y modular su lenguaje y sus tiempos para asegurarse de que es comprendido y todos le siguen. Esta modulación se ha de hacer a nivel de contenidos, estrategias de aprendizaje, cohesión social y valores  y por supuesto tener en cuenta que los elementos TIC se ajusten a los objetivos pedagógicos perseguidos.

    Son necesarios diálogo y  conocimiento mutuo para superar el miedo al cambio y encontrar un lugar para todos y cada uno dentro de la propia comunidad. Los profesores cometemos con frecuencia el error de monopolizar las oportunidades de interacción en el aula y de este modo es imposible que lleguemos a entender realmente lo que sucede en ella. En este nuevo entorno los alumnos ganan, sin embargo, una voz en Internet,  y sus posibilidades de ser escuchados y de aprender haciendo también crecen.

    Se trata de consensuar unas normas de clase que todos acepten, basadas en la práctica conjunta, unos objetivos razonables y una evaluación transparente, que toma como base un diálogo en que el profesor es el capitán, pero donde todos están  en el mismo barco y los errores no tienen importancia. Estas normas se hacen más complejas al incorporar las TIC, pero también más democráticas porque el profesor necesita negociar.  Así mismo son más permeables, innovadoras y atractivas: nuestro propio Enterprise, navegando más allá de las estrellas.

    Las  normas han de comprender actitudes y gestión de contenidos, procedimientos y estrategias, planificación y evaluación, flexibilidad y maestría. A los problemas que cada profesor se enfrenta al enseñar su materia, se suma ahora que los alumnos dominen herramientas que frecuentemente desconocen. Por muy nativos digitales que sean mis alumnos, pocos son capaces de incrustar un MP3 en un Wiki, y el proceso de aprendizaje es lento.

    Por poner un ejemplo concreto, mis alumnos están subiendo MP3s a la sección de pronunciación de nuestro wiki este trimestre. Lo hacen porque les he dejado tres meses para aprender cómo hacerlo,  porque lo pueden hacer en grupo, porque se han identificado alumnos tutores TIC que se beneficiarán de ayudar a otros, porque el trabajo es voluntario aunque está contemplado en la evaluación formativa, porque les he recordado varias veces cómo hacerlo y las ventajas que obtendrán con ello tanto a corto como a largo plazo; también porque Dani ha descubierto un conversor a mp3 en línea que facilita las cosas.

    ¿Por qué vale la pena haber invertido tanto esfuerzo? Porque una vez mis alumnos sean capaces de subir MP3 a nuestro wiki sus posibilidades de aprender a pronunciar correctamente se incrementan mucho. Ahora puedo comentarles lo que han pronunciado mal en la grabación en el propio wiki (en la pantalla discusión) y como el comentario es público todos aprenden de todos. También porque tienen la opción de volver a hacer la grabación y mejorarla, si quieren.

    Pronto serán capaces de hacer pequeños role plays y entrevistas, leer poemas y cuentos,  grabar canciones y otras cosas que todavía no se me han ocurrido. Podremos centrarnos en entonación y fluidez, convirtiendo el wiki, el conversor de Dani (media.io), y la página que usamos para subir las grabaciones en la web (goear) en simples herramientas al servicio del aprendizaje.

    Núria de Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 3 + 6 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)