• La sociedad creativa, una necesidad

    Escrito el 7/febrero/2011 por Gema de Pablo en Gestión del conocimiento, Redes Sociales, Sociedad del conocimiento.

    Es interesante moverse por la red y leer la gran cantidad de mensajes, artículos, comentarios, etc. que la “gente 2.0″ va colgando en los diferentes foros. Interesante no por el mensaje, si no por la tendencia. Una tendencia clara al seguimiento de modas y no tanto al pensamiento, ni creativo ni de ningún otro tipo.

    Desde hace ya varios años, se comenzó a estudiar sobre las teorías del procesamiento de la información, acudiendo a la metáfora del ordenador como un simil que nos ayudaría a entender lo complicado de nuestro procesamiento cognitivo para aprender. Ahora, parece que el simil ya no tiene sentido porque, desde que aparecieron las llamadas 2.0 el procesamiento de la información por parte del ser humano está cambiando. Y sin querer ser pesimista, las consecuencias de estos cambios sobre nuestro pensamiento, y sobre todo sobre nuestra capacidad creadora, aún no están claras.

    Aunque pueda parecer que estamos ante un fenómeno de democratización del conocimiento, al alcance de casi todos, esto en realidad no está siendo así porque democratización sí, pero conocimiento no tanto. La rapidez de movimiento en la web 2.0 necesita de un orden y de un aprendizaje que nos lleve a discriminar y orientar nuestro propio conocimiento. Ahora más que nunca se ve la diferencia entre información y conocimiento, la llamada Sociedad del Conocimiento está reproduciéndose como una sociedad en la que la información es más poder que nunca. Se necesitan altas dosis de creatividad para poder hacer algo útil con la cantidad de información que nos aborda.

    Por poner ejemplos, cuando sigues a muchas personas en Twitter comienzas un camino apasionante de estímulos en el que no siempre eliges el apropiado. Es como entrar en una biblioteca y que cada lector te contara qué anda leyendo en ese momento. Es estupendo, pero a la vez todo un reto para saber cómo gestionarlo. Si en esa biblioteca imaginaria todos los lectores nos fuesen contando a la vez lo que están leyendo tendríamos una sobrecarga cognitiva, necesitaríamos parar, pedir un orden en la información para poder procesarla adecuadamente. Esta sensación tengo a veces en las redes sociales, demasiada información y, a veces, demasiado poco tiempo para procesarla. Por otra parte, además de tiempo necesitamos criterio para poder orientar nuestra búsqueda del conocimiento a base de la información. Y lo que es más importante, necesitamos poner en marcha estructuras superiores que nos permitan avanzar y constuir.

    Necesitamos entrar en la Sociedad Creativa, la que es capaz de analizar, filtrar y construir con la información que va recibiendo, para generar conocimiento nuevo o, si no es nuevo, al menos diferente. Conocimiento sobre el que avanzar como sociedad. Si no, corremos el riesgo de quedarnos en estrategias de lectura rápida que aportan una idea, pero no un análisis profundo.

    En este sentido, es interesante la lectura de Eduteka: ” Sembrando las semillas para una sociedad más creativa” , donde el autor explica cómo desarrollar estrategias para el pensamiento creativo a partir de herramientas tecnológicas que ayudan y apoyan este proceso. Y lo explica como una necesidad básica para que nuestros jóvenes aprendan a desempeñarse en la Sociedad que, si aún no está, estará.

    Gema de Pablo

    Entrada etiquetada en , ,

3 Comentariosso far.

  1. Miguel Howe dice:

    Creo que este post tiene mucho que ver con esta reflexión en relación al “fast food intelectual” del profesor Mariano Martín Alcázar sobre el trabajo del profesor Cristòfol-A. Trepat i Carbonell (en Cuadernos CJ. 146.2006)

    “[...]En la cultura de la inmediatez, surge el llamado el “fast food intelectual”. Hoy toda acción, ha de tener una satisfacción rápida. Gran parte de las nuevas ofertas tecnológicas, especialmente las de ocio, colaboran con la construcción y el mantenimiento de esta cultura. Esta apoteosis del instante dificulta la comprensión de muchos acontecimientos, los simplifica, y choca frontalmente contra la lentitud de la adquisición del conocimiento.

    Ramón y Cajal insistía que el saber sino ocupa lugar ocupa tiempo. La inmediatez es incompatible con la aventura del aprendizaje. El camino del conocimiento no tiene fin y la adquisición de conceptos, valores, hábitos y métodos es necesariamente lenta [...]

    Nuestra cultura es una cultura de la cantidad y de la prisa. Una de las leyes capitales de la sociedad contemporánea, la prisa. Todo es rápido. Este es el lema del frenesí actual. Y sin embargo es ley de la naturaleza y de la sabiduría que “todo lo que vale” ha de conquistarse con paciencia y laboriosidad.”

  2. [...] This post was mentioned on Twitter by centrosenred, Jaitek. Jaitek said: En el blog de Jaitek hablamos de la Sociedad Creativa http://fb.me/F6HoVdOS [...]

  3. Núria de Salvador dice:

    Lo que tu artículo me sugiere es que es más importante que nunca trabajar por conseguir nuestra propia voz. Plantearnos cómo sentimos y nos planteamos lo que vemos y vivimos y qué queremos ver y vivir, porque de otro modo todo es vacuo.

    Eso es válido para nosotros y para nuestros alumnos. Aparentar se ha vuelto tremendamente fácil, me temo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 5 + 5 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)