• 1×1=1 pero 1+1=2

    Escrito el 14/marzo/2011 por Nano en General.

    Yo soy de la generación que estudiaba los conjuntos de Euler-Venn. ¿No se acuerdan de lo que son, o jamás los han visto? Pues empecemos por repasarlo usando o la wikipedia o el rincón del vago. He usado estos dos sitios porque justamente son dos de los que los profesores parece que no les gusta que usen sus alumnos. Al menos una profesora de mi hijo que, cuando tenía 10 años, les mandó buscar algo en internet, pero con la consigna de no poder usar ni la wikipedia ni el rincón del vago. Mi hijo me lo contó al llegar a casa al preguntarle que tenía de tareas, y terminó con la pregunta ¿Qué es el Rincón del Vago? Por supuesto desde ese momento ya tiene incorporada esa competencia digital.

    Pero volviendo al tema, se puede ver que ambos sitios nos solucionan el recordar de que va el tema propuesto, aunque quizás me gusta más la wikipedia, porque me soluciona que Euler y Venn son dos personas distintas. Y todo esto de los conjuntos es por la imagen visual que se me ha venido a la cabeza al pensar en el tan cacareado 1×1 que se utiliza en educación para “integrar” las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Ya en su momento,  cuando surgió el tema Escuela 2.0, escribí que no lo veía claro, que me parecía un gasto excesivo para lo que se iba a conseguir. Pero existía un matiz interesante que le podía dar cierta potencia, y era el hecho de meter de esta forma en las propias casas el ordenador, principalmete para conseguir romper “brechas digitales” en el hogar.

    Después de cierto tiempo de recorrido, creo que los pros no han sido suficientemete potentes. Empecemos por la parte lúdica que justificaba el uso de Euler-Venn anterior, y es que la nomenclatura 1×1 siempre me ha parecido inadecuda. Si multiplicamos 1 por sí mismo nos da 1. Si cada uno representa 1 ordenador por 1 alumno, uno de los dos se come al otro. Terminamos teniendo lo digital como el fin y no como el medio, y dejamos otras variables como los docentes y los recursos no tic apartados y sin relación.

    Y que esto es así lo podemos comprobar con peticiones de alumnas pidiendo que les devuelvan los libros de texto, o de profesoras explicando lo complicado que les resulta en el aula usar los libros digitales.Es decir, en la imagen anterior, el 1 que se ha mantenido han sido las TIC. Y además nos encontramos con las tendencias políticas de “parar” el plan Escuela 2.o, y esto si que no sorprende tanto, por dos motivos que seguramente están midiendo:

    • Tiene un coste excesivo
    • Con unos resultados insuficientes

    ¿Es esto realmente así? Respecto al coste excesivo, seguramente estamos en lo correcto, pero en este tema entraremos más adelante. Pero resultados insuficientes….dependerán de qué y cómo se midan. Y no nos engañemos, lo único que se mira en la actualidad es si se aumentan las notas, tanto por parte de la administración, como de los docentes como de los padres. Esto nos lleva a un tema que se merece un artículo en sí mismo: la evaluación con las TIC. ¿Cuántos docentes de los que usan las TIC cambian su forma de evaluar para medir lo que se está enseñando realmente al usar las TIC? Yo, arriesgándome a usar mi universo limitado al respecto, diría que no más de un 10%. En cualquier caso, estoy dispuesto a rectificar este número rápidamente si me demuestran lo contrario. Y de todas formas, no profundizaré más en el tema de la evaluación para poder hacerlo como tema único.

    Empecemos a realizar un análisis económico del tema que, aunque sea impreciso, nos permite valorar si los planes que nos venden resultan realistas o no, con las cuentas que hacemos para llevar nuestra casa. Si nos descargamos los datos del Instituto Nacional de Estadistica (INE), de donde he escogido la excel de “Datos Básicos”, podemos empezar a hacer cálculos usando los datos del 2009-2010:

    Tenemos 7.606.517 alumnos matriculados, pero por aquello de que nos salgan números más pequeños vamos a coger solo los de centros públicos, 5.145.511, y por aquello de reducir un poco más, sacamos a los de Infantil de Primer Ciclo (203.647), y nos queda un público objetivo del Plan Escuela 2.0 de 4.941.864. Esto supone con el plan 1×1 ese mismo número de ordenadores para los alumnos. Vamos a suponer que estos ordenadores tienen una vida de 4 años, y que vamos escalonando el gasto para invertir 1/4 cada año, eso supone comprar anualmente 1.235.466 ordenadores. Como compramos netbooks, de estos que “dejan ciegos” a los niños, y los conseguimos esperemos a un buen precio dada la cantidad (pongamos unos 200€) esto nos da la cifra de gasto anual en ordenadores para los alumnos de 247,1 millones de euros (¿se dan cuenta del negocio para el/los adjudicatarios?). Pero si ahora se van a los Presupuestos Generales del Estado del 2011 (recomiendo la versión zip por tomos), en la página 230 del Informe Económico y Financiero nos encontramos el siguiente párrafo :

    Para la plena incorporación a la enseñanza obligatoria de las tecnologías de la información y la comunicación, el Gobierno aprobó en el año 2009 el programa Escuela 2.0, que incluye medidas destinadas a la dotación de equipamiento a las aulas y los alumnos y a crear las condiciones para que este equipamiento sea efectivo, a través de la formación de profesores y de la disponibilidad de recursos didácticos. Para 2011, el programa dispondrá de 100 millones de euros.

    Es decir, 100 mill. de euros para todo el programa, si suponemos que eso es el 50% por que las CCAA ponen el otro 50% estaremos hablando de 200 mill. de euros, el 81% de lo que necesitamos para implantar el 1×1 en los alumnos, porque aparte tendremos el 1×1 de los profesores, el 1×1 de las pizarras digitales en las aulas, la infraestructura de red,…

    Y en lo anterior solo se ha contado la compra de tecnología, no hemos considerado además la compra de los libros digitales (otro buen negocio parece), el mantenimiento de la tecnología ( porque una vez inactiva no nos sirve, hay que mantenerla funcionando) y lo más importante, la tan manida Formación del Profesorado. Pero esta formación se debe centrar en un cambio metodológico y pedagógico real y efectivo, porque en la actualidad se esta formando alumnos para funcionar en la era del conocimiento siguiendo los criterios de la era industrial. Y eso no nos va a servir.

    Conclusión: El plan Escuela 2.0 está abocado al fracaso por falta de medios para llevarlo a cabo de una forma integral y eficaz. Solo sirve para publicidad y encima, por la ley del pendulazo, va a justificar que se sigan utilizando criterios industriales en la educación pues “….ya estamos viendo que esto de las TIC no sirve para nada…”. Vamos, un pan como unas…..

    Quizás simplemente planteándonos un cambio de nombre, un 1+1, donde todas las variables se relacionen, e interaccionen en un bonito conjunto de Venn implementando el buscado 2.0, y se consiga que no se usen las TIC para suplantar nada, y que todo sume. No pretendamos un modelo competitivo de cada uno lo suyo, vayamos a modelos de colaboración y trabajo en equipo, y enseñemos a nuestros alumnos a ser eficaces en este modelo. No necesitamos un ordenador por niño, con 1 por cada 4 podemos tener suficiente dinero (con la dotación actual) para llevar a cabo el plan incluyendo además una formación adecuada para los docentes y posibilidades de mantener algo vivo en el modelo. ¿Pero queremos realmente enseñar a nuestros alumnos e hijos a colaborar con los demás? ¿O solamente es algo que nos gusta decir porque sabemos que queda bien?

    Mariano Sanz

2 Comentariosso far.

  1. Núria de Salvador dice:

    ¡Felicidades, Nano!

    Interesantísimo análisis. Estoy contigo, adaptar la evaluación a la integrando las TIC a las aulas es un elemento que no se puede obviar.

    Un tema en el que no has entrado, y que también da para hablar de negocio es el tema de los libros digitales.

    Un aprendizaje efectivo con ordenadores no solo requiere una evaluación ajustada, también unas tareas abiertas que creen situaciones complejas e interacción social. Las TIC son estupendas para eso, pero se habla poco, y en cambio han proliferado los pdf digitalizados, con las editoriales además desbordadas y probablemente perdiendo dinero y con gente como tu y como yo, a quien nadie puede negar una trayectoria de años luchando por incorporar las TIC, descontentos.

  2. Gema dice:

    Si queremos realmente que se integren las TIC, porque creemos que favorecen y mejoran los procesos de aprendizaje, no podemos “mutilarlas” en favor de metodologías antiguas que se basaban en otras tecnologías (los libros) que vienen de otra revolución social, la industrial (con la aparición de las imprentas).
    Pero lo que realmente me gusta del artículo es el análisis y la comparación con operaciones matemáticas simples: uno por uno es uno, uno más uno es dos, aunque sabemos que cualquier cosa multiplicada por uno es esa cosa en sí misma, pero si lo multiplicamos por más de uno el resultado aumenta… lo interesante es la intersección entre todo lo que sabemos de procesos de aprendizaje y lo que pueden ayudar los medios digitales. Lo que no es interesante, en este momento, es el enfoque basado en aparatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 9 + 12 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)