• Evaluar con TIC

    Escrito el 29/abril/2011 por Rosana Pérez en Ser docente, TIC en educación.

    Me gustaría aceptar el reto que Nano nos lanzó en el artículo “1×1=1 pero 1+1=2” y tomar el relevo para reflexionar sobre el cambio que se produce en nuestra forma de evaluar cuando utilizamos las TIC en las aulas. Pero, con vuestro permiso, quisiera ir un poco más allá, y reflexionar sobre la evaluación en general ya que, desde mi punto de vista, es una de las grandes asignaturas pendientes en nuestro sistema educativo.

    Os contaré una anécdota. No hace mucho, trabajando con un grupo de docentes, les propuse hacer una lluvia de ideas sobre lo que entendíamos por “evaluación”. Las respuestas fueron múltiples: comprobar lo que nuestro alumnado ha aprendido, entregar las notas, hacer exámenes, calificar, conocer de qué son capaces,… y sólo una, sólo una tímida respuesta hizo un ligero apunte sobre el puntito de mejora que debería tener, en su opinión, el proceso de evaluar la formación de nuestro alumnado.

    Ante las caras de duda y sorpresa, volví a preguntar: “¿es que nadie más entiende que la evaluación es un proceso de mejora continua?”. Aquellos que recordaban la lección lanzaron al aire la definición memorizada sobre evaluación didáctica: “Ah, sí. La evaluación es el proceso organizado a través del cual se observa, recoge y analiza la información respecto del proceso de enseñanza-aprendizaje con la finalidad de reflexionar, emitir juicios de valor y tomar las decisiones y que para ello, hay que planificarlo atendiendo a cinco grandes preguntas: qué, para qué, quién, cómo y cuándo evaluar.”

    Mi conclusión ante esta situación es evidente: la teoría nos la sabemos perfectamente pero en realidad, seguimos pensando y poniendo en práctica que evaluar (con o sin TIC) es poner notas, aprobar o suspender, de forma mecánica, sin caer en la cuenta de que la evaluación didáctica debe ser un proceso constructivo, reflexivo y global para propiciar una evaluación y construcción permanente del aprendizaje para todos, para los alumnos, para los docentes, para las familias,…

    ¿Por qué sucede esto? En mi opinión, creo que es porque sencillamente nuestro sistema educativo sigue solicitando expedientes con una calificación numérica y nos cuesta planificar sistemas de evaluación coherentes y equilibrados entre lo que el alumno sabe, debe aprender y quiere aprender. Nuestra forma de interpretar la evaluación está condicionada por el sistema y nuestra metodología de trabajo (principalmente tradicional) y no por el alumno.

    La queja generalizada se ceba en el alto grado de fracaso escolar, que los alumnos pasan de curso sin saber nada, rigidez en cuanto a contenidos,… Pero no nos damos cuenta de que entre todos (instituciones, docentes, padres,…) estamos alimentando esta realidad y lo hacemos porque nos resulta más cómodo medir y comparar nuestra “valía numérica”, porque simplemente es menos costoso (refiriéndonos al esfuerzo invertido porque realmente la baja calidad del aprendizaje es muy costosa para la sociedad que estamos construyendo) o porque “siempre se ha hecho así”.

    Desde mi punto de vista, la principal misión de los docentes no es dar el temario establecido ni realizar cuantos más exámenes mejor para cubrir el expediente, sino favorecer el aprendizaje significativo y constructivo y para ello, debe existir una evaluación orientada a la mejora y no a la calificación final.

    Según mi experiencia, esta evaluación supone un ejercicio de planificación tal que nos permita ser lo más honestos, objetivos y justos posible con nuestro alumnado en general y con cada uno de nuestros alumnos, en particular. No olvidemos que la escuela debe dar respuesta a todas las necesidades de todos los alumnos y no sólo a las de la mayoría.

    ¿Cuáles son las ideas que propongo para llevar a cabo esta tarea?

    • Cambio de metodología en nuestra forma de enseñar y diseñar sistemas de evaluación coherentes con el trabajo diario de aula.

    La evaluación no es más que el reflejo de lo que hacemos en el aula, si nuestra estrategia está pensada para favorecer el aprendizaje constructivo y significativo, un aprendizaje real que además de conceptos trabaje procedimientos y proporcione herramientas para construir conocimiento.

    Por poner un ejemplo, si en un trimestre el 30% de nuestro alumnado suspende (8 de cada 25 que no es poco), es porque algo está fallando y, no debemos cometer el error de pensar que es que no han estudiado, yo creo que más bien será porque nuestro sistema de evaluación no evalúa la realidad de nuestro día a día, evalúa otra realidad distinta. Por lo tanto, nuestra estrategia metodológica es errónea y debemos pensar en mejorarla.

    • Intentar encontrar el equilibrio entre lo que nuestro alumnado sabe, tiene que saber y quiere saber y recordar que nuestro alumnado varía año tras año y trimestre tras trimestre. Lo que funciona estupendamente en un grupo, falla en otro y es porque el alumnado es distinto, sus necesidades, motivaciones,… por eso es fundamental planificar teniendo en cuenta en todo momento la realidad de nuestro alumnado.
    • Compartir y consensuar el sistema de evaluación con nuestro alumnado. Para poder jugar es necesario conocer las reglas del juego, por lo tanto, será mucho más beneficioso para el proceso de enseñanza-aprendizaje si el alumnado (el protagonista principal) conoce cómo se va a realizar la evaluación.
    • Utilizar instrumentos de evaluación variados y no sólo pensar en hacer varios exámenes a lo largo del trimestre y hacer media. Debemos ser conscientes de que en la vida cotidiana, nos enfrentamos a distintos tipos de pruebas orales y escritas, además de los exámenes de preguntas y respuestas (abiertas o cerradas), trabajo en equipo, presentaciones, informes, esquemas,…

    Un ejemplo: Si queremos evaluar si nuestro alumnado conoce cómo se sucedió el descubrimiento de América ¿por qué no además de preguntar en un examen fechas, personajes principales y demás, les pedimos que realicen un cómic, escriban un relato o realicen un vídeo en donde tengan en cuenta toda la información relacionada?

    El reto que puede supone para el alumno transformar la historia real en un elemento de ficción puede resultar mucho más motivador y puede adaptarse mejor a lo que sabe hacer que el simple hecho de memorizar unos datos que, seguramente, no contextualiza ni significa, ¿no creéis? Auque en realidad, todas las actividades que se realizan (exposiciones, preguntas orales, juegos, ejercicios, exámenes,,… ) se deberían considerar como instrumentos de evaluación, lo importante es tener bien definido qué es lo que pretendemos comprobar teniendo claros los criterios e indicadores de evaluación y contabilizarlos de forma ponderada en la nota final.

     

    En definitiva, si tenemos en cuenta todos estos aspectos y revisamos nuestro método de trabajo, estaremos organizando y ajustando también los recursos, que voy a emplear para alcanzar los objetivos que hemos planteado ya sean TIC o no. En el caso de que sean TIC, será lógico que los incluyamos como elementos imprescindibles en nuestro sistema de evaluación, por lo tanto… ¿yo me planteo que qué es lo que habrá que revisar: nuestra forma de evaluar con TIC o simplemente nuestra forma de evaluar?

    Rosana Pérez

17 Comentariosso far.

  1. dario dice:

    Me parece interesante este articulo, ya que siempre evaluamos a los estudiantes de la misma forma, sin tener realmente el ritmo de parendizaje de ellos, veo que es preciso involucrarlos en el proceso evaluativo y de acuerdo con el concenso con ellos mirar que es lo más llamativo, haciendo que la evaluacion no se convierta en esa situación tan tensionante.

  2. Rosana Pérez dice:

    Muchas gracias! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Creo que debemos ayudar a nuestros chavales a entender el proceso de evaluación como algo necesario para el aprendizaje y no como un mero trámite para aprobar y pasar de curso. Aunque primero deberíamos integrarlo nosotros, ¿no crees? ;-)

    Te recomiendo que visites los webinars sobre competencias docentes impartidos por Nuria de Salvador y publicados en Centros en Red de la Fundación Siglo22 (http://siglo22.net/enred/webinars) Muy ilustrativos. :-)

  3. Hna Irma dice:

    Este articullo me parese bien interesante, hace retomar la evluación como ese proeso de mejora continua que motiva a seguir y no limita ni traumatiza por tener que dar cuenta de una información muchas veces, mas no de un conocimiento aprehendido y apropiado.
    Que importante es ver la evauacion de esta manera, es mas motivadora porque el estudainte va viendo qué le hacefalta y cuales son sus falencias y de este modo se etimula a abanzar mas no a detenerse porque en la evaución no supo responer. Es para nosotros los docentes tambien un artculoque nos llea a analizarnos en nuestras formas de evalua hasa el momento, los etodos que utilizamos y el para qué evaluamos.

    • Rosana Pérez dice:

      Me alegra que este tema nos haga reflexionar ya que no podemos olvidarnos de que nuestra labor consiste en que nuestro alumnado aprenda y esto no es posible sin la evaluación.
      En los últimos tiempos se habla de innovar en la escuela. Esto me parece bien pero creo que para innovar del todo tenemos que revolucionar nuestro método por completo desde el principio hasta el fin, por eso es fundamental que replanteemos nuestros sitemas de evaluación y así que sean coherentes con lo que hacemos día a día.
      Mil gracias por los comentarios.

  4. IVONNE MANRIQUE dice:

    Al leer este documento me parece fundamental que una buena estrategia metodológica debe tener en cuenta todos los factores que se mencionan como: lograr un equilibrio entre lo que los estudiantes saben, tienen que saber y quieren saber; compartir y consensuar el sistema de evaluación con los estudiantes y emplear instrumentos de evaluación variados.

    • Rosana Pérez dice:

      Me parece que estos factores son fundamentales. Y si conseguimos construir un sistema de evaluación conjuntamente con nuestro alumnado, habremos dado un paso más para equilibrar la balanza sobre lo que quieren saber. Su motivación e implicación son imprescindibles para su aprendizaje. Recordemos que son ellos los que tienen que aprender (o esa es nuestra misión) y de rebote, aprendemos nosotros constantemente. Es genial, no?

  5. cesar ruiz dice:

    Es un gran aporte sin duda alguna el que tú acabas de hacer Rosana, muchas gracias por ello. Soy docente de un área artística (música) y para la evaluación de este proyecto me baso en el favorecimiento del aprendizaje significativo y constructivo, ya que es un proceso constante de valoración de diversos aspectos como disposición, interés, puntualidad, responsabilidad y creatividad; en donde se tienen en cuenta no sólo las capacidades cognoscitivas, sino también las capacidades actitudinales, procedimentales y comunicativas.

    Dentro de cada una de las disciplinas artísticas se desarrolla una realimentación de los procesos efectuados después de cada una de las puestas en escenas, utilizando instrumentos de evaluación variados, permitiendo finalmente realizar co-evaluaciones, auto-evaluaciones y la evaluación por parte mía.
    Quisiera saber si ¿voy por buen camino o de qué manera debo plantear mi evaluación de este proyecto?

    • Rosana Pérez dice:

      Hola César! Seguro que vas por buen camino! Creo que cuando hacemos un parón en nuestra actividad cotidiana para reflexionar si lo estamos haciendo bien o no, significa que nos preocupa lo que hacemos y, por lo tanto, seguro que algo bien lo estaremos hacendo, no? ;-) .
      Sí que es cierto que, como estamos en continuo aprendizaje, podemos ir puliendo detalles y modificando nuestra forma de hacer en favor del aprendizaje de nuestro alumnado así que, si te parece, me encantaría conocer un poco más en profundidad el proyecto para poder aprender juntos así que te invito a ti y a todos los que seguis este blog a formar parte de Centros en Red de la Fundación Siglo22 (http://siglo22.net/enred) para conocer más experiencias y así ampliar nuestras perspectivas.
      Además, como ya he comentado anteriormente, estamos llevando a cabo una serie de webinars donde estamos planteando algunas conclusiones sobre las compentencias docentes y, entre ellas, se encuentra la de planificar la progresión del aprendizaje (propio y de nuestros alumnos). El próximo será el jueves 9 de junio a las 18:00h hora CET. ¿Puede ser una buena forma de seguir en contacto, no creéis?
      Un abrazo y muchas gracias por vuestro interés.
      Rosana

  6. Me interesa mucho este tema, desde hace dos años me encuentro dirigiendo un equipo de trabajo responsable de realizar un proyecto consistente en una plataforma para la comunidad educativa que dispone de herramientas para haciendo uso de las TIC diseñar e implementar programaciones didácticas y de aula, crear contenidos con una herramienta de autor muy potente, evaluar por competencias y en base a indicadores y un largo etc, les invito a que conozcan el proyecto, se trata de “La Factoría del Tutor”: http://www.factoriadeltutor.com, espero que les sea de utilidad.

    • Rosana Pérez dice:

      Muchas gracias por tu interés, Óscar. Seguro que podemos compartir muchas ideas y experiencias juntos. Le echaremos un ojo a vuestro proyecto y aprovecho para invitarte a edu22 que además de la TIC pretende ayudar al profesorado en el desarrollo de sus Competencias Docentes. http://edu.siglo22.net/
      Un saludo
      Rosana

  7. Estanaildo Hernandez Jaquez dice:

    En nuestro caso hemos entendido siempre el proceso de evaluación, mas allá que un simple cotejo de números que le llamamos calificaciones , esto para cumplir con standares establecidos,como maestro de Educación Física nuestro proceso evaluativo implica de observancia sinestesia lo que supone un mayor grado de verificación del logro de los objetivos plasmado, ojala que en la transformación del sistema educativo, también podamos contar con una evaluación de calidad mas que de cantidad.

    • Delfina Reyes Ogando dice:

      Muy interesante este articulo, ya que la evaluación, además, significa recoger y analizar sistemáticamente una información, que nos permita determinar el valor y/o mérito de lo que se hace. Pero no podemos olvidar que ante todo debe ser útil y práctica y ha de ser una práctica asumida en la entidad y con una periodicidad establecida. Cómo mínimo se debe realizar una evaluación general al cierre de cada año que nos sirva de orientación y mejora para la planificación del siguiente. Lo aconsejable, de todos modos, es una evaluación general por trimestre. Además, todos los proyectos y programas deben ser evaluados independientemente de las evaluaciones generales.

  8. MIGUEL CASANOVA ENCARNACION dice:

    As a teacher, in my subject, normaly l evaluate my students, using diferent way, because l take in consideration four steps. listening, speaking, reading and writing

  9. La evaluación para el docente debe ser parte del proceso de aprendizaje,por lo tanto es lógico que al aprender con una metodología tecnológica ,también se evalúe usando recursos tecnológicos.

  10. Yeimy Altagracía Báez Rosario dice:

    Excelente articulo!Nos llama a la auto evaluacion,reflexion y criticidad de las tecnicas que usamos para evaluar a nuestros alumn@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

What is 12 + 14 ?
Please leave these two fields as-is:
IMPORTANTE! Para poder continuar necesita resolver la operación matemática. Así sabemos que no es spam :-)